ESCRITOR COSTARRICENSE

Poseo los derechos de autor de todos los textos, canciones y sus letras, y de mis ilustraciones.
Cynthia Caraccioli posee los derechos sobre todas sus ilustraciones.
Sofía Vargas Rubio posee los derechos sobre todas sus ilustraciones.
Diego Zúñiga posee los derechos sobre todas sus ilustraciones.

Andar en comunidad


-¿Dónde estás? –me preguntaste.

Porque antes, cuando me formaste del barro y acercaste tu boca a mi boca y me diste tu aliento como mi primer aliento, me diste la vida para caminar. Por eso a veces necesitas preguntarme dónde estoy. Porque me hiciste para caminar.

Tú también, cuando me buscas por el jardín, caminas.



A veces decido dejar de caminar, y me encierro donde nadie más puede entrar. Y me dejan de importar los pies que sufren allá afuera. Y mi egoísmo hiere, y quise entonces silenciar desde mi encierro los pasos de mi hermano. Y mi hermano deja de caminar, porque yo le robo el aliento de vida que tú le diste.


-¿Dónde está tu hermano? –me preguntaste, entonces.

Porque la sangre de mi hermano, que yo mismo derramé, clama a ti desde la tierra. La tierra que fue hecha para sentir sus pasos, no para sentir su sangre.


Tu pregunta dolía. Y cuanto más preguntabas, más me escondí en mi encierro. Y mis pies se marchitaban.


Entonces tú mismo me enseñaste a caminar. Y cuando vi las huellas de tus pies en la arena, recordé el aliento que se había quedado encerrado dentro de mi pecho. Y quise sentir el aire de nuevo, quise sentir la vida. Y salí.


Al principio solo supe poner mis pies en cada una de tus huellas. Y conforme caminaba, otros que también alguna vez habían estado encerrados, caminaron también sobre tus huellas. Y quisimos caminar juntos. Y, aunque no necesitamos decirnos palabra, tu pregunta quedó respondida. Aquí, caminando junto a mí, he encontrado a mi hermano.


Y al ver que caminábamos juntos, te volviste y nos hiciste esa pregunta:

-¿Qué buscan?

Tu pregunta fue semilla. Tu pregunta no esperaba de mí una respuesta, sino una nueva pregunta. Porque buscar es preguntar. Porque nunca has querido que dejemos de caminar. Las respuestas clavan los pies al camino. Las preguntas mueven. Mis pies preguntan. Mis pies buscan.


Y quisimos buscar contigo. Y conforme caminábamos, descubrimos que caminar contigo es ser comunidad. Que andar en comunidad es escuchar siempre esa pregunta de tu boca, ¿dónde estás?, pues nos hiciste para caminar y para perdernos en el jardín; y andar en comunidad es escuchar siempre esa otra pregunta, ¿dónde está tu hermano?, pues nos hiciste para caminar y para encontrarnos en el jardín; y andar en comunidad es escuchar la pregunta más bella de todas, ¿qué buscan?, pues nos hiciste no solo para caminar, sino también para buscar. Buscarte a ti, buscar a mi hermano, buscar a mi hermana, buscar dentro de mí. Buscar tus huellas en el camino. Buscar los caminos donde aún tú mismo no pisaste.


Buscar los pechos donde aún no respira tu aliento.

Buscar el barro donde aún no respira tu aliento.

Cada paso es una semilla en el camino.
Cada paso devuelve la vida al camino.

Buscar los pechos donde se ha apagado tu aliento.

Cada paso es aliento que devuelve la vida.
Comunidad es camino…
Vivir es andar en comunidad.

Andrés Marote

Génesis 3,9; Génesis 4,9; Juan 1,38.



Pequeños momentos de Andar en comunidad:









Con Gerti, Amanda y Kaisa, parte del elenco; y Yover, yo y Walter, amigos. Todos, andando en comunidad. 


2 comentarios:

  1. excelente blog. amigo. fue una gran experiencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Esperamos seguir siendo parte de esta linda mezcla de arte y evangelio, muy útil para llegar a los corazones, pues es en los corazones donde mejor va a brotar la semilla del Reino de Dios.

      Eliminar